Abogados en Barcelona apuestan por el ejercicio antes de acudir a los juzgados

Un juicio supone mucha presión para todos los implicados, pero sin dudas la defensa tiene en sus hombres la mayor carga de tensión. De su ejercicio depende la suerte del acusado, que en muchos casos es un inocente o una víctima. Justamente por esta gran responsabilidad es que muchos abogados han adoptado la costumbre de hacer ejercicios antes de presentarse a un juicio. Los aparatos plegables les han sido de mucha utilidad en este sentido porque a veces andan con ellos en sus bolsos.

Hay quienes tienen un mar de mancuernas encima para usarlas cuando tienen un tiempo libre. Pero la verdad es que la mayoría ha optado por hacer un minigimnasio en su casa. Según las estadísticas del mundo de la cultura física las cintas de correr se encuentran entre los equipos más vendidos dentro del sector jurídico.

En sentido general creo que todos los profesionales deberían incluir la práctica de ejercicios físicos en sus actividades cotidianas. Y es que el trabajo intelectual nos condena a estar todo el tiempo sentamos, muchas veces en una postura incorrecta y con la vista fija en un documento. No hay cuerpo, ni mente, que soporten este régimen.