Saltar al contenido

Abogados de importante firma visitan al Dr. Graell en Barcelona

Cada vez en Barcelona y el resto de España se hacen más populares los tratamientos con factores de crecimiento y la ozonoterapia. En DoctorGraell.com puedes encontrar mucha información  sobre el tema, así como hacer cita con el Dr. Graell para hacerte uno de estos tratamientos. De hecho, recientemente abogados de una importante firma visitaron al Dr. en Barcelona para conocer más sobre tan importantes ramas de la medicina.

Hoy día, hay muchas enfermedades que antaño eran incurables y ahora pueden ser tratadas, incluso, hasta ser eliminadas. Papeles importantes en tales avances han desempeñado los tratamientos con factores de crecimiento y la ozonoterapia. ¿De qué se trata? A continuación te explicaré brevemente, aunque lo mejor será que visites tu [email protected] al Dr. Graell.

Los factores de crecimiento son un grupo de sustancias, por lo general de naturaleza proteica, que junto a las hormonas y los neurotransmisores facilitan la comunicación intercelular. Los factores de crecimiento tienen como función primordial controlar de manera externa el ciclo celular. Tales factores estimulan la proliferación celular con la regulación del ciclo celular, ayudan a mantener la supervivencia celular, así como activan la migración celular, la diferenciación celular e, incluso, la apoptosis.

Desde hace dos décadas, los usos terapéuticos de los factores de crecimiento se han incrementado de manera notable. Hoy día tales factores son usados para tratar enfermedades hematológicas y oncológicas, como la leucemia, la anemia aplásica, la granulocitopenia y los síndromes mielodisplásicos. También se usan para tratar los trasplantes de médula ósea.

Por otra parte, la ozonoterapia es el tratamiento con ozono, que para uso medicinal se trata de una mezcla de oxígeno-ozono, lograda por el paso de oxígeno puro a través de una descarga eléctrica de altos voltaje y frecuencia. Esta reacción química produce un gas con distintas concentraciones de ozono, según la patología y el tratamiento. El gas, al entrar en contacto con el organismo, genera cambios químicos terapéuticos.

Muchas enfermedades son tratadas con la ozonoterapia, como los carcinomas, la esclerosis cerebral, el parkinson, los trastornos circulatorios, las ulceras diabéticas, la hepatitis, las cirrosis hepáticas, la tromboflebitis, las varices, las enfermedades reumáticas, la poliartrosis, las hernias discales, las enfermedades vesiculares, la artrosis, la colitis ulcerosa, el colon irritable, el eczema anal, las fisuras y fístulas anales y las hemorroides. El ozono también se emplea para sanar la piel de patologías como las heridas resistentes a la cicatrización.

Publicado enSin categoría

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *